Búsqueda personalizada

La Idea de la Generación

Generación del 98
Representantes
  Pío Baroja
  José Augusto Trinidad Martínez Ruiz
  Ramón Menéndez Pidal
  Miguel de Unamuno
  Ramón María del Valle-Inclán
Fenómeno, literario  español
Causas
Actitud espiritual
 
Generación en la Literatura
Generación en la Literatura

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

Fenómeno, literario español

La Generación del 98. puede ser abordada desde diversos puntos de vista: histórico, estético, literario y español.

a) La Generación del 98 como un proceso natural de la evolución histórica y social de España. De acuerdo con las ideas de Ortega y Gasset, las generaciones constituyen las unidades fundamentales y desencadenantes de los cambios de la historia del hombre, pues afectan a todos los individuos que existen en ese momento. Los sujetos realmente creadores de nuevas formas de vida constituyen la minoría de la generación, en cuyo centro se ubica, generalmente, el epónimo, la figura más representativa y novedosa. El resto de los integrantes configura el grupo o masa generacional. Así considerada, la Generación del 98 pasaría a ser la pléyade selecta, es decir, la minoría, de una generación española
.
b) La Generación del 98 como un acontecimiento estético y español. También puede ser enfocada como un grupo de hombres cuya sensibilidad vital les hace rechazar la estética vigente y la vida española de fines del siglo, oposición que se traduce en una visión espiritual, sincera y poética de la existencia. Además de los literatos -Unamuno, Baraja, AzorÍn, Machado, Maeztu-, se incluirían en éste grupo los pintores Zuloaga Rusiñol, el filólogo Menéndez Pidal y el músico Manuel de Falla.

c) El 98 como una generación literaria. Siguiendo las ideas de Julius Petersen expuestas en su obra Las Generaciones Literarias, Pedro Salinas y, más tarde, Hans Jeschke definen al grupo de escritores del 98 como una" generación literaria" pues en él se darían los rasgos determinado. por Petersen; Coincidencia cronológica de nacimiento, homogeneidad de educación, convivencia personal vivencia de un acontecimiento histórico decisivo, la existencia de un caudillo ideológico, el anquilosamiento de la generación anterior, el lenguaje generacional.)

d) El 98 como un grupo afín ante la realidad nacional. Desde otra perspectiva, el 98 conforma una comunidad generacional con un modo específico de concebir e interpretar el problema histórico de España de fines del siglo XIX.
Habría que añadir que no todos los integrantes estuvieron de acuerdo con la pertenencia a un grupo determinado.

Así, Pío Baroja, en sus Divagaciones Apasionadas, rechaza la existencia de una generación: "Yo no creo que haya habido, ni que haya, una generación de 1898. Si la hay, yo no pertenezco a ella ... Con 1898, época del desastre colonial, yo no me encuentro tener relación alguna. yo colaboré en ella, ni tuve influencia en ella, ni cobré ningún sueldo de los Gobiernos de aquel tiempo ni de los que le han sucedido... por tendencias políticas o literarias ni por el concepto de la vida y del arte, ni aun siquiera por la edad, hubo entre nosotros carácter de grupo. La única cosa común fue la protesta contra los políticos y los literatos de la Restauración. Una generación que no tiene puntos de vista comunes, ni aspiraciones iguales, ni solidaridad espiritual, ni siquiera el nexo de la edad, no es generación, por eso la llamada generación de 1898 tiene más carácter de invento que de hecho real". Pero en ocasiones, el mismo Pío Baroja se contradice: "La generación nacida hacia 1870, tres o cuatro años antes, tres o cuatro años después, fue una generación lánguida y triste ( ... )

Fue una generación excesivamente literaria. Creyó encontrarlo todo en los libros no supo vivir (... ) fue una generación más consciente que la anterior, y más digna; pretendió conocer lo que era España, lo que era Europa, y pretendió sanear el país ... ".

Sin embargo, en la actualidad no vale la pena discutir un hecho comprobado por la historia literaria y que ha perdurado como un tópico de las letras españolas.