Búsqueda personalizada

La Idea de la Generación

Generación del 98
Representantes
  Pío Baroja
  José Augusto Trinidad Martínez Ruiz
  Ramón Menéndez Pidal
  Miguel de Unamuno
  Ramón María del Valle-Inclán
Fenómeno, literario  español
Causas
Actitud espiritual
 
Generación en la Literatura
Generación en la Literatura

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

La Idea de la Generación

Es  revisar el concepto actual de generación, porque debes observar que en la actualidad, más que de escuelas literarias, se habla de generaciones de escritores (la del 27, la de posguerra, en España; la del 42, del 57, del 72, en Hispanoamérica; la del 38, del 50, en Chile). La determinación del concepto de generación, ha llevado a los estudiosos del tema al problema de origen: de la constitución y de la evolución de las generaciones en la historia.

En 1866, Guillermo Dilthey abordó el tema de las generaciones literarias en un estudio acerca del poeta romántico alemán Novalis. Según Dilthey, son dos los factores constitutivos de una generación:

a) el patrimonio de la cultura anterior, conformado por todas las ideas, usos sociales, creencias, convicciones, con las que la nueva generación se encuentra en su etapa de formación, y

b) el ambiente de circunstancias actuales: "'la vida circundante", "las relaciones que forman la realidad", "los estados sociales y políticos" Bajo estas dos condiciones se origina un grupo , humano que impone sus innovaciones a la cultura de una época.

Posteriormente, las ideas de Dilthey fueron analizadas y ampliadas por otros estudiosos: Wilhelm Pinder, Julius Petersen, Hans Jeschke, José Ortega y Gasset, Julián Marías, Pedro Laín Entralgo  y otros. En líneas generales, todos coinciden en ciertos componentes básicos de una generación histórica:

 

a) El nacimiento en una fecha aproximadamente igual, que involucra vivencias comunes en un tiempo limitado y en un espacio determinado.

b) Las vivencias generacionales que crean las relaciones internas entre individuos que se encuentran en la misma trayectoria existencial (por ejemplo, el grupo de los adolescentes). Estas dos características permiten afirmar que una generación requiere un estrecho círculo de convivencia -comunidad de edad y comunidad de espacio- para que se establezca el contacto espiritual entre sus miembros.

c) La configuración de nuevas imágenes de mundo en los ámbitos del saber, de la técnica, de las costumbres, de las creencias, del arte, de la generación dominante en un determinado momento de la historia. Las predisposiciones creadoras se manifiestan en el ámbito interno de los coetáneos y plasman las orientaciones vigentes de una época como expresión temporal.

d) La figura del epónimo o del líder, quien, por sus condiciones genuinas de innovador de formas de vida y de arte, concentra los rasgos sustantivos del período (en el caso del Modernismo, Rubén Daría, por ejemplo).

Hans Jeschke, en su ensayo La Generación de 1898 en España, considera que, fuera de los factores determinantes de una generación, un acontecimiento decisivo (como un conflicto bélico, un desastre nacional, una ideología novedosa) puede influir como factor desencadenante en la formación de una generación. En Chile, por  ejemplo, la Generación de 1938 se aglutinó en torno a acontecimientos políticos y sociales vigentes en nuestro país por esos años.

Para José Ortega y Gasset, la generación es un Iingrediente constitutivo y básico de la evolución histórica y social del hombre. Considera que la vida es un proyecto, una posibilidad de ser, una constante creación y recreación. Esto, debido a que estamos en el dinamismo del tiempo y no estáticos y detenidos como un objeto. Ahora bien, el hombre no es un ente aislado, sino que habita en una sociedad, constituida por grupos humanos de diferentes edades. Si pensamos que la vida es cambio constante, renovación, y que todo individuo forma parte integral de una sociedad, entonces tenemos que en cada momento histórico se da una coexistencia de generaciones y una sucesión temporal de ellas. En otras palabras, en todo presente hay distintos grupos generacionales de edades diversas. Podríamos decir que una actualidad histórica encubre tres dimensiones  vitales: los jóvenes, los adultos y los ancianos.

Estas dimensiones de vida coexisten en el mismo tiempo y atmósfera. Son contemporáneas. Pero cada una de ellas coincide en experiencia de vida y acción sólo con sus coetáneos, es decir, con los de edad semejante. A medida que una sociedad avanza en el tiempo, nuevas generaciones nacen unas- de otras, provocando el cambio histórico constante. De este modo, una generación es contemporánea con otras y se ubica,dentro del dinamismo de la historia, entre otras dos: una que la antecede y otra que la sucede. Por su parte, Julius Petersen determina para una generación literaria otros rasgos fuera de los mencionados: el anquilosamiento de la generación anterior y un lenguaje generacional, formado por determinadas peculiaridades expresivas, lingüísticas, de construcción sintáctica y de léxico.

Con razón, Pío Baraja pensaba que toda generación es desinfectante con respecto a la que le precede e infecciosa con respecto a la que la sigue.