Búsqueda personalizada

Índice

Concepto
Relieves
América del Norte
América Central
América del Sur
  Cordillera de los Andes
  Macizos centrales
  Llanuras Aluviales
Climas
Climas
Climas Tropicales
Climas Áridos
Climas Templados
Climas Andinos
Flora y fauna
América del Sur
América Central
Población
Orígenes
Ocupación del Territorio
Crecimiento Demográfico
Mapas
Mapas Temáticos
Mapas Mudos

Entre 25.000 a 15.000 años atrás, emergió un corredor natural entre el extremo Nororiental de Asia y Alaska (Estrecho de Bering), que permitió el poblamiento de América desde el Oeste. Los últimos descubrimientos arqueológicos siguieren que hubo pobladores en fechas anteriores  las señaladas en "Monte Verde" en la zona de Valdivia en Chile Después de cruzar este paso, los hombres avanzaron hacia el Sur, hasta alcanzar Tierra del Fuego, en el extremo meridional de América. A lo largo de esta variada geografía los primeros pobladores crearon diversas formas culturales, las que comenzaron a ser drásticamente alteradas a partir del siglo XVI cuando los europeos, principalmente españoles y portugueses se asentaron en América. La llegada de los conquistadores provocó una crisis demográfica en el interior de las comunidades indígenas. Este trastorno se produjo por la violencia que acompañó el proceso mismo de conquista y por el deterioro general en las condiciones de vida de los pueblos aborígenes. Así los descendientes de los primeros pobladores americanos fueron sometidos a trabajos forzados, desarraigados de sus comunidades y cayeron víctimas de nuevas enfermedades, por lo que su número se redujo considerablemente.

Indígenas, europeos y mestizos

Un importante número de aborígenes se mezcló con los invasores ibéricos, generándose así un nuevo grupo étnico, los mestizos. Estos presentan rasgos físicos y culturales americanos y europeos. Otros indígenas se reagruparon formando nuevas comunidades rurales, que subsisten hasta nuestros días e integran gran parte del campesinado mexicano, guatemalteco, peruano y boliviano. En cambio, gran parte de las pequeñas comunidades recolectoras, cazadoras y pescadoras sobrevivieron solo hasta el siglo XIX. En ese momento se produjo su, extinción como consecuencia del mestizaje, las enfermedades y de la política de consolidación de fronteras de los nuevos Estados nacionales. Así ocurrió, por ejemplo, con los Onas, Alacalufes y Yáganes de Chile Austral y los grupos caribeños antillanos.

Negros, mulatos y zambos

La falta de mano de obra indígena derivada de su violenta disminución, estimuló tempranamente la inmigración forzosa de población originaria de África. Desde el siglo XVI se les incorporó principalmente al trabajo en las plantaciones de caña de azúcar, especie introducida en Art1érica por los europeos. Además, los africanos fueron traídos con el propósito de que prestaran servicios domésticos en las casas y haciendas de las zonas templadas. Al vincularse la población africana con la europea, surgió el mulato, y de la unión entre el africano y el indígena, el zambo.

Síntesis étnica

El elemento indígena oriundo de Asia, el europeo hispano y portugués y el africano integran la base étnica sobre la que se fue configurando la realidad del hombre latinoamericano. Otros europeos, como los ingleses, los franceses y los holandeses, lograron establecerse en las islas del Caribe (antillanas) y las pequeñas áreas continentales, lo que favoreció una mayor diversidad humana y cultural en nuestra América.

 

 

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca

Minisitios Medíateca