Búsqueda personalizada

Índice

Descubrimiento del estrecho de Magallanes 1520
Expedición de Diego de  Almagro
Expedición de Pedro de Valdivia 1525
Fundación de Santiago
Michimalonco destruye Santiago
Valdivia Viaja a Perú
Fundación de la Serena 1544
Exploraciones de Pastene 1544
Pedro de Valdivia: 1540-1547
Expedición de Valdivia al Sur
Exploración del Estrecho de Magallanes
Primer levantamiento indígena
Rodrigo de Quiroga   1553-1555

Francisco de Villagra  1553- 1555

Francisco de Aguirre 1553- 1555
Lautaro derrota a Villagra en Marigueñu
Cabildos: 1555-1556
Francisco de Villagra  1556-1577
Hurtado de Mendoza 1557-1561
Combate de Peteroa 1557
Tasa de Santillán 1559
Viaje de  Ladrillero al Estrecho de Magallanes 1558
Francisco de Villagra 1561-1563
Pedro de Villagra  1563-1565

Rodrigo de Quiroga López de Ulloa: 1565-1567

Real Audiencia: 1567-1573

Melchor Bravo de Saravia 1569-1575

Derrota española en Purén. 1571
Rodrigo de Quiroga López de Ulloa:  1575-1580
Drake Da la segunda vuelta al mundo 1577-1580
Martín Ruiz de Gamboa  1580 1583
Se establece la Tasa de Gamboa 1580
Lorenzo Bernal del Mercado 1583-1592
Sarmiento de Gamboa en el Estrecho 1584
Alonso de Sotomayor 1583- 1592
Corsario Ingles Cavendish en el Estrecho de Magallanes. 1587
Pedro de Viscarra  1592
Martín García : 1592- 1598
Corsario Hawkins asalta Valparaíso 1593
Pedro de Viscarra   1598-1599
Desastre de Cuaralaba, muerte de Oñez de Loyola. 1598
Francisco de Quiñónez:  1599- 1600
Corsario Holandés, Baltazar Cordes ataca Chiloé 1600
Glosario
Encomienda Indigena
Casa de Contratación
Ver la Colonia en Chile

 

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Mini Sitios

Descubrimiento y Conquista de Chile
Descubrimiento y Conquista de Chile

Casa de contratación

La política mercantilista. A raíz del descubrimiento: los Reyes Católicos concedieron la más amplia libertad de comercio para todos sus súbditos en las tierras recién descubiertas. Carlos V, que gobernaba también sobre súbditos alemanes,  concedió a muchos de éstos el derecho a comerciar y hasta a colonizar en América, como lo prueba el caso de los Welser en Venezuela y la concesión que hizo a los Függer en Chile. Felipe II,  después de la anexión de Portugal, tuvo iguales complacencias con sus nuevos vasallos,  los portugueses.

Pero estos principios liberales se veían coartados, en la práctica., por la política mercantilista que seguían todos los Estados europeos de esa época., empeñados en monoopolizar para sí el comercio de sus colonias. Manifestaciones de tal política económica fueron la Casa de Contratación en España., la Casa de India y de Guiné en Portugal,  las disposiciones de Colbert en Francia y el Acta de Navegación de Cromwell en Inglaterra.

La Casa de Contratación.

En 1503, el natural desarrollo del comercio de ultramar indujo a concentrarlo en Sevilla, en ese entonces la capital comercial del reino de Castilla. A tal fin obedeció la fundación de la Casa de Contratación, con la cual comienza a aplicarse en América el sistema del monopolio.

Por la Casa de Contratación debía pasar todo el comercio de las colonias, en tal forma que sólo por su intermedio podían negociar los mercaderes de América con los de España. Fue a la vez aduana, tribunal de comercio, almirantazgo, escuela náutica. Oficina de emigración, centro de estudios geográficos, almacén y mercado.

La Casa tenía numerosos funcionarios., entre ellos un presidente, un piloto mayor, un contador, un juez, dos oidores. un alguacil mayor, varios carceleros, un capellán, etc. Todos ellos estaban sometidos a diversas prohibiciones, como la de comerciar con América y hasta escribir cartas de recomendación sobre asuntos comerciales, a fin de evitar que creasen intereses en los asuntos de Indias. Los tres primeros pilotos de la Casa fueron hombres tan notables como Américo Vespucio, Juan Díaz de Solís y Sebastián Cabot.

Las secciones de la Casa.

La Casa se dividía en secciones, que funcionaban en un edificio  especial. Eran las siguientes:

Cámara de comercio. Despachaba los barcos, las flotas y las escuadras que venían a América; se hacía cargo de los tesoros con que regresaban: separaba la parte del rey y devolvía el resto a sus legítimos dueños.

Cámara de justicia. Conocía de todas las violaciones de las disposiciones comerciales, hurtos, pérdidas, hechos de sangre, etc., y de los juicios de comercio, de los cuales podía apelarse ante el Consejo de Indias.

Cátedra de cosmografía. En ella se preparaba a los pilotos y a los maestros de naves. Estos, una vez en el ejercicio de su profesión, debían llevar un diario de navegación y presentar al piloto mayor de la Casa una descripción de las costas y de los puertos visitados, informes que fueron de gran utilidad para la confección de los mapas de América. Fue la primera y más importante escuela de navegación en la historia de la Europa moderna.

Oficina de emigración. Tenía a su cargo la selección, de acuerdo con sus condiciones y aptitudes, de las personas que deseaban venir a las colonias. Llevaba también un registro de los no españoles que el monarca solía autorizar para pasar a América.

El sistema de flotas y galeones.

Una vez al año, la Casa enviaba a América dos expediciones comerciales y una escolta naval que las custodiaba, pues los metales preciosos que constituían los cargamentos de retorno estaban muy expuestos a los ataques de los corsarios y los piratas.

De las dos expediciones, una estaba destinada a Tierra Firme y constituía la flota; la otra, que se dirigía a México, eran los galeones.

La flota. Los barcos que la formaban se dirigían directamente a Santo Domingo, para recalar en seguida en Cartagena, donde permanecían un mes. Mediante el envío de un "navío de aviso" se hacía saber al virrey del Perú la llegada de la flota; este funcionario despachaba entonces la "armada del mar del Sur", con las mercaderías y metales de Chile y del Perú, a la que se agregaba en Paita el "navío del oro" de la región de Quito. Todos estos barcos desembarcaban su carga en Panamá. de donde era trasladada por tierra y a lomo de mula a Porto Bello. En Porto Bello. verdadero emporio comercial durante los siglos XVI y XVII, se concentraban en consecuencia los productos de Chile, Perú y Ecuador, las esmeraldas de Nueva Granada. las perlas preciosas de Margarita, el tabaco y el cacao de Venezuela. Allí en una feria que duraba cuarenta días, se transaban las mercaderías europeas y los productos de la América del Sur.

Una vez terminada la feria de Porto Bello y la carga de las mercaderías sudamericanas, la flota pasaba a La Habana. Donde se reunía con los galeones y los buques de guerra.

Los galeones. Después de tocar en Santo Domingo, los galeones se encaminaban a La Habana y Veracruz. Cerca de Veracruz, en Jalapa, se celebraban las transacciones comerciales en una feria que duraba varios días. En seguida, los galeones se dirigían a La Habana, para esperar allí a la flota y volver a España en convoy.

Una vez en Sevilla, tanto la flota como los galeones eran recibidos por los oficiales de la Casa de Contratación. Como se ve, los únicos puertos americanos que podían comerciar directamente con la Casa de Contratación eran La Habana, Veracruz, Cartagena y Porto Bello. De más está decir que ninguna otra nación que no fuese España podía comerciar con las colonias españolas, ni éstas entre sí.