Búsqueda personalizada

ÍNDICE
Inicio
Breve Síntesis  Histórica
  El ciclo dorado del capitalismo
  La internacionalización de las crisis (1 973- 1998)
  Hacia una nueva época globalizada

Antecedentes
Características
  Cambios Sociales
  Comunicaciones
  Económicas
  Cultural
Características de la economía Global
  Barreras arancelarias
  Comercio internacional
  Globalización de la producción
  Economía financiera
  Interconexión económica
  Formación de acuerdos comerciales

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

 

 
 

Globalización
Globalización

Globalización

El ciclo dorado del capitalismo


La globalización halla su origen histórico en los años que siguieron al fin de la Segunda Guerra Mundial ( 1945- 1973) y estuvo ligada al ciclo dorado del capitalismo, bajo la primacía de los EE.UU. y a la revolución tecnológica e informática que lo acompañó. Las características de este período fueron:
La expansión mundial del proceso de industrialización llevó a la multiplicación de los polos de desarrollo tecnológico y de las posibilidades de producción y reproducción de productos, bienes y servicios a escala planetaria. Aparecieron nuevos polos de desarrollo industrial, comercial y tecnológico, en el sudeste asiático (Japón, Corea del Sur, Taiwán, etc.), Europa Occidental, URSS (actual Rusia), Escandinavia (Suecia, Noruega. Finlandia) y Oceanía (Australia, Nueva Zelanda).
La emergencia de nuevos polos de desarrollo económico en el mundo permitió la expansión de los mercados y la interconectividad entre las distintas regiones. Comenzó a expandirse el mercado de intercambios de capitales financieros, de transferencia tecnológica. de recursos humanos (técnicos), etc., a nivel internacional.
Al principio ésta fue una dinámica impulsada y dominada por los Estados. El Estado cumplió un rol central en el establecimiento e impulsó los intercambios comerciales, generalmente a través de tratados comerciales y en el caso de los EEUU, financiando directamente procesos de industrialización y promoviendo políticas de liberalización de las economías regionales.
Después, las principales empresas comerciales e industriales de los países desarrollados internacionalizaron algunos de sus procesos de producción, especialmente aquellos relacionados con la provisión de las materias primas o las áreas relacionadas con el marketing y la distribución. Así, por ejemplo, comenzaron a afluir capitales y tecnologías a los países de reciente industrialización para producir materias primas consideradas esenciales para el resto del proceso productivo industrial de los países desarrollados (por ejemplo, la minería de los países subdesarrollados. Durante esta fase del capitalismo. estaba casi completamente en manos de empresarios norteamericanos y europeos).
La internacionalización de los procesos de producción y de las tecnologías, si bien generaron asimetrías mundiales entre países desarrollados y subdesarrollados que provocaron el aumento de la brecha tecnológica entre unos y otros, provocaron la mundialización de los sistemas de producción. Hasta 1970, el modelo de producción en serie (o Fordiano), era el paradigma en los sistemas de producción a escala planetaria. Pero, desde 1970, irrumpió un nuevo sistema de producción basado en la flexibilización laboral. Ya en 1973, toda la órbita de influencia del capitalismo occidental operaba bajo las nuevas lógicas de producción.