Búsqueda personalizada
Inicio
Antecedentes
Alanzas
  Triple Alianza
  Triple Entente
Causas de la Guerra
Etapas de  Guerra
  Guerra de Movimientos
  Guerra de las Trincheras
  EE. UU.  Interviene
  Revolución Rusa
  Guerra de Movimientos 1918
  Fin de la Guerra
Cronología
Nuevas formas de Guerra
  Guerra Terrestre
  Guerra Aérea
  Guerra Marítima
  Guerra de Trincheras
Tratados de Paz
Conferencia de Paz
Tratado de Versalles
Tratados Secundarios
El cumplimiento de los tratados
 
BIOGRAFÍAS
  Alexei Alexeyevich Brusilov
  Georges B. Clemenceau
  Ferdinand Foch
  Douglas Haig
  Paul von Hindenburg
  David Lloyd George
  Zar Nicolás II
  Káiser Guillermo II
  Thomas Woodrow Wilson
Mapas Históricos
 
 

Primera Guerra Mundial
Primera Guerra Mundial
 

Causas de la Guerra

Causas directas de la guerra El conflicto iniciado en julio de 1914, obedeció a causas de gran complejidad, las que se pueden agrupar en tres aspectos muy relacionados entre sí.

Imperialismos de las Grandes Potencias: Las grandes patencias europeas iniciaron en la época contemporánea una rápida carrera, a fin de lograr nuevas colonias en todos los continentes. Pero al terminar el siglo XIX ya no quedaban en el mundo territorios sin dueño. Las ambiciones imperiales se volcaron, entonces, sobre territorios ocupados ya por otros países, en la propia Europa y fuera de ella.
Los imperialistas rusos ansiaron dominar los Balcanes y apoderarse de Constantinopla.
Los imperialistas austrohúngaros reclamaban una salida sobre el Egeo.
Los imperialistas alemanes pretendían dominar en Constantinopla y territorios en África y el lejano oriente
Los imperialistas procuraban controlar el adriático del Adriático, a que calificaban de lago italiano; la devolución de Italia irredenta y el derecho a instalarse en África y Asia Menor.
Los imperialistas británicos y franceses, cuyos países poseían, respectivamente, el primero y segundo Imperio colonial del mundo, no estaban dispuestos a ceder nada de sus posesiones a los recién llegados. Estas ambiciones contribuyeron a desencadenar la guerra.
 

El antagonismo económico: El desarrollo ndustrial de los países europeos llevó a la acumulación de grandes cantidades de mercaderías que obligó a las potencias imperialistas a disputarse las colonias como mercados para colocar sus productos. La mejor demostración fue la disputa entre Alemania y Francia en Marruecos, en el norte de África.

La carrera de armamentos: Los líderes alemanes estaban convencidos que para conquistar nuevas colonias y mantener las escasas que poseían era necesario tener flotas de guerra formadas por poderosos acorazados. El desarrollo de esta idea llevó a un incremento de la industria alemana del acero y a un aumento de las fuerzas terrestres.
Ante esta política de los alemanes reaccionaron Inglaterra y el resto de los países europeos, aumentando también el poderío de sus flotas. De hecho creció la cantidad de ciudadanos que debían hacer el servicio militar y se prolongaron los años de éste. Los ejércitos alcanzaron un poder considerable que les permitía actuar independientes del poder político.

Los nacionalismos: Sumados a los problemas por conquistar mercados y por poseer ejércitos y armadas poderosas actuó un factor muy importante, que fue el que desencadenó la guerra: el nacionalismo, situación que se ve muy clara en el caso del paneslavismo (aspiración de los pueblos eslavos a unirse) que encabezado por Rusia, actúa dentro de los límites del Imperio austro-húngaro: bosnios, eslovenos croatas, checos y serbios se agrupan en torno a movimientos que pretenden separarse del Imperio.

La mañana del 28 de junio de 1914 el archiduque Francisco Fernando, heredero del trono de Austria- Hungría, y su mujer hacían una visita oficial a Sarajevo, capital de la provincia de Bosnia, en los Balcanes. Durante el recorrido desde la estación del tren, un puñado de patriotas bosnios les lanzó una bomba. El atentado falló, pero cuando Francisco Fernando llegó al palacio municipal, suspendió la ceremonia e increpó a los oficiales por no haber dispuesto medidas adecuadas de seguridad. Al retirarse la real pareja, el chofer dobló equivocadamente por una calle lateral. Se le ordenó parar y volver atrás.

Asesinato Francisco Fernando :Cuando obedecía esta orden, por una extraordinaria casualidad, el vehículo paró precisamente enfrente del último conspirador que quedaba, un bosnio hijo de un campesino y que se decía "estudiante", llamado Gavrilo Princip. Este sacó una pistola, se aproximó corriendo y disparó tres tiros. Más por pura casualidad que por buena puntería, el archiduque y su esposa fueron alcanzados por las balas y murieron a los pocos segundos. Princep fue arrestado inmediatamente. Después se le condenó a larga prisión, pero a los pocos años murió de tuberculosis.

En el término de dos semanas este suceso, aparentemente de poca significación, ocurrido en un remoto lugar de Europa, había encendido la guerra que duraría cuatro años terribles.

 

  

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática
Minisitos Mediática

Minisitos Mediática

Minisitos Mediática
Minisitos Mediática